sábado, 25 de agosto de 2012

La crítica es necesaria para la mejora poética

Este metapoema (o sea, uno cuyo tema esta relacionado con la poesía) trata de la necesidad de la crítica constructiva y rigurosa para la mejora poética, y de lo poco que ayuda para la mejora el halago fácil, el "me gusta" o el silencio, tan habituales en los foros poéticos.

Difícil camino éste, ya que nos cuesta aceptar las críticas ajenas. Pero, como el movimiento se demuestra andando, aquí tenéis este poema teñido de ironía para que practiquéis criticándolo tanto en lo que dice como en cómo lo dice, o sea en fondo y forma. ¡Adelante!


LA CRÍTICA ES NECESARIA PARA LA MEJORA POÉTICA 

No quiero halago fácil, sino crítica (*)

que construya a la vez que quiebre lanza,
pues a este autor le sobra la alabanza. 
Ya sé que no es una la opinión política
correcta, pero deja paralítica

a nuestra poesía la loanza,
por más que esto conlleve la venganza
y acusen a la mía de raquítica.

¿Qué más queréis que os diga?, tanta coba
me da vergüenza ajena; lo poético
–como las otras artes– necesita
una buena limpieza con escoba,
que –quitando la ganga– nos permita
eliminar del verso lo patético.

Ricardo Fernández Esteban ©


(*) D.R.A.E: Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc.

sábado, 18 de agosto de 2012

Carlos Barral. Y tú amor mío... & Baño en cueros

A veces se recuerda más a Carlos Barral (Barcelona, 1928 - 1989) como implulsor y editor de la mítica editorial Seix-Barral que como poeta, cuando él fue uno de las grandes representantes de la generación poética barcelonesa de los años cincuenta, junto con Gil de Biedma, José Agustín Goytisolo, Gabriel Ferrater, entre otros.

Para profundizar en su obra os recomiendo su Poesía Completa, recopilada y prologada por Carme Riera y editada por Lumen.


Y TÚ AMOR MÍO....

Y tú amor mío, ¿agradeces conmigo
las generosas ocasiones que la mar
nos deparaba de estar juntos? ¿Tú te acuerdas,
casi en el tacto, como yo,
de la caricia intranquila entre dos maniobras,
del temblor de tus pechos
en la camisa abierta cara al viento?

Y de las tardes sosegadas,
cuando la vela débil como un moribundo
nos devolvía a casa muy despacio...
Éramos como huéspedes de la libertad,
tal vez demasiado hermosa.

El azul de la tarde,
las húmedas violetas que oscurecían el aire
se abrían
y volvían a cerrarse tras nosotros
como la puerta de una habitación
por la que no nos hubiéramos
atrevido a preguntar.
                                      Y casi
nos bastaba un ligero contacto,
un distraído cogerte por los hombros
y sentir tu cabeza abandonada,
mientras alrededor se hacía triste
y allá en tierra, en la penumbra
parpadeaban las primeras luces.

Carlos Barral. Diecinueve figuras de mi historia civil (1961)


Gil de Biedma, Goytisolo,
 Barral y Castellet
En este enlace encontraréis una recopilación de sus poemas en A media voz. Aquí hay un extracto de una magnífica entrevista que le hizo Joaquín Soler Serrano en 1976 su programa de TV "A fondo".

Os dejo con otro de sus poemas, que también hace referencia al mar, su gran pasión que tanto disfrutó en sus estancias en la costa de Calafell.




BAÑO EN CUEROS

Haberlo vivamente deseado y verlas
pisar el agua que la luna enturbia
y estarlas a mirar; los cuerpos blancos
romper la sombra del metal luciente
-desnudo universal, desnudo hasta la muerte-
y quedarse indeciso, en pie, en lo oscuro,
como un viejo marino sospechando un tiempo
súbitamente aventuroso, y, luego,
olvidando los restos de la cena triste
con guitarra y golletes salivosos,
entrar a carga de animal entero
llamado por el agua o por los cuerpos.

Corre hasta el filo castrador del frío,
agua como de espadas.
                                             Las estatuas
se ablandan entre risas, en la espuma.


Carlos Barral. Figuración del tiempo

sábado, 11 de agosto de 2012

Lágrimas de Eros

La temporal Lágrimas de Eros, a finales del 2009 en el Museo Thyssen, estaba dedicada al erotismo y se articulaba a través de la dialéctica amor y muerte, placer y dolor. Las obras me sugirieron algunas reflexiones, entre ellas estas, recogidas en mi poemario De museos por Madrid.


Nace Venus del semen de su padre
y la espuma del mar (el afros griego);
surge diosa y mujer, es Afrodita.
 
Auguste Rodin: El nacimiento de Venus, 1906-7




Cómplice del pecado, la serpiente
se enrosca sobre ti, y te protege
de quienes tienen miedo a la pasión.

James White: Sin título, 2004




El beso dominante de la esfinge
somete al macho, aniquilado en ella.
Instante de placer, muerte en el gozo.

Franz von Stuck: El beso de la esfinge, 1895


De Museos por Madrid es un poemario digital que recoge impresiones de visitas efectuadas a Museos de arte de Madrid entre el 2003 y el 2009, y que a la vez permite ver las obras a que me refiero. En este enlace tenéis más información de ese poemario que hace tiempo tengo que revisar. De momento podéis leer aquí lo que he publicado en el blog.

domingo, 5 de agosto de 2012

Vicente Espinel. Espinelas y un soneto.

Vicente Espinel (Ronda 1550, Madrid 1624), es conocido por hacer creado la décima octosílaba, llamada Espinela a raíz de una cita de Lope de Vega: Pues de Espinel es justo que se llamen / y que su nombre eternamente aclamen. Sólo se le conocen diez décimas y su obra principal es Diversas rimas en la que incluye las formas estróficas de la época.

Famoso músico, publicó novela picaresca, tradujo a Horacio, corrió mundo como soldado, tuvo tratos con Cervantes, Quevedo y Góngora, y Lope lo reconocía como su maestro. Todo un personaje:


No hay bien que del mal me guarde,
temeroso y encogido,
de sinrazón ofendido
y de ofendido cobarde.
Y aunque mi queja, ya es tarde,
y razón me la defiende,
más en mi daño se enciende,
que voy contra quien me agravia,
 
como el perro que con rabia
a su mismo dueño ofende.

Ya esta suerte, que empeora,
se vio tan en las estrellas,
que formó de mí querellas
de quien yo las formo ahora.
Y es tal la falta, señora,

de este bien, que de pensallo,
 confuso y triste me hallo,
que si por vos me preguntan
los que mi daño barruntan,
de pura vergüenza callo.


Diversas Rimas. Vicente Espinel.


Las décimas o espinelas, tanto las más populares en octosílabos como las de endecasílabos, se usan a menudo para poemizar sobre temas jocosos y los autores van contestándose iniciando la suya con el último verso de la anterior. Como me gusta esta poesía viva y divertida he incluido una página específica en el blog titulada "El rincón de la espinela" 

Si queréis más información sobre Espinel y su obra os dirijo a un enlace de Poetas Andaluces donde encontraréis su biografía y sus poemas . Os dejo con un soneto suyo.


No hay en mis males hora de descanso
ni algún alivio en mi dolor inmenso:
y si por descansar alguno pienso,
do lo pensé hallar menos descanso.

Si con imaginar mis fuerzas canso,
discurriendo en mis males por extenso,
vengo a quedar atónito, y suspenso,
mas no por eso mi tormento amanso.

Si la imaginación algo se esfuerza
por darme un bien fantástico, y esquivo,
huye ligero por diversos modos.

Mirad cuán flaca, y miserable fuerza,
y en cuán desesperado estado vivo,
pues que me falta lo que sobra a todos.


Vicente Espinel.